Seleccionar página

Hola, ¡Que gusto volver a coincidir contigo!

Ha pasado tiempo desde la última vez que tuvimos la oportunidad de estar en contacto.

¿Cómo has estado?

¿Qué tal han estado para ti estos meses de profundos cambios?

Para mi han sido intensos, a veces confusos, otra veces de claridad y también han sido días de profunda reflexión y aprendizaje.

Y eso por eso que retomo, si tu así lo deseas, las conversaciones contigo para:

  1. Poderte compartir todo lo que he aprendido, descubierto y creado para ponerlo a tu servicio.
  2. y también escucharte.

No se tú, pero yo, tengo una sana necesidad de contacto humano, de construir relaciones mas profundas, nutritivas, recíprocas,

Así que, a partir de hoy, cada martes recibirás de mí, una experiencia a la que le he llamado MARTES, DÍA DE DARSE CUENTA DE…

Nuestro punto de reunión será mi página www.terebermea.mx, a la que te podrás integrar y registrar tu correo para recibir, de manera exclusiva, contenido que agregue valor a tu vida.

Esta es mi promesa para ti.

Ahora que he comprobado, una vez más, lo frágil de la vida, no quiero postergar un momento más, la oportunidad de saber de ti y seguir teniendo una comunicación.

Y que te parece si para retomar nuestra relación con energía, nos ponemos a trabajar en nuestro bienestar.

Te comparto un ejercicio que me ayudó en los momentos en que se me va la imaginación hacia un futuro poco prometedor.

La técnica se llama «EL MAL ADIVINADOR»

Lo aprendí en el libro de Walter Riso “Más fuerte que la adversidad”.

Sirve para afrontar la anticipación catastrófica que genera ansiedad.

Walter Riso nos explica el ejercicio:

  • Durante un mes, cada vez que se te ocurra un pronostico negativo, anótalo en un cuaderno. Describe con lujo de detalles la profecía que estás creando.: que sucederá, cómo y sus consecuencias.
  • Registra cada mal augurio durante ese tiempo y entrégate al peor de los pesimismos a ver que pasa. Tú, simplemente te limitarás a escribir.
  • Al terminar el mes, observa cuántas de estas anticiaciones catastróficas se cumplieron. Debes estar muy pendiente de tus pensamientos “predictivos”. No dejes escapar ni uno y que queden asentados sobre el papel.
  • Si un número especialmente alto de tus predicciones negativas se cumplió, dice Walter Riso, pues cambia de profesión y monta un consultorio astral.
  • Pero si eso no ocurre, que es lo más probable, aprenderás algo fundamental: tus cualidades de especialista en anticipar calamidades, dejan mucho que desear.

En verdad, no sabes cuanto me ha servido este ejercicio.

Lo puedes hacer todas las veces que quieras.

Lo importante es que reconozcas con humildad, que el futuro no resultó tan nefasto como lo veías venir.

Te dejo un abrazo cargado de salud .

Tere Bermea

Experiencias para trascender.

Redes sociales de la academia
Facebook | Twitter | Instagram

Consulta nuestro aviso de privacidad

Pin It on Pinterest

Share This